e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10
e-rph nº 19, diciembre 2016
Estudios Generales | Estudios
 
 
Las posadas y ventas en los caminos de Granada a Levante en la cartografía del XIX. Herramientas para su inventario | Rosario Baños Oliver, Juan Carlos Molina Gaitán, Isabel Bestué Cardiel
 
     

 

6.- Reconocimiento patrimonial actual

Durante siglos, la existencia de ventas y posadas que jalonaban los precarios y pésimos caminos de España posibilitó el desarrollo de las rutas de viaje. Sin un lugar en el que poder hacer un alto en el camino para descansar, alimentar y efectuar el cambio de tiros, no hubiera sido posible efectuar el traslado a través de los caminos por España. Su importancia se refleja tanto en la legislación específica sobre ventas y posadas que existió desde la época de los Reyes Católicos(24) como su inclusión en la cartografía histórica o en los diccionarios geográficos. Se llegaron a distinguir como una tipología arquitectónica propia, hasta el punto de ser objeto de proyecto y de propuesta de examen para el acceso a los títulos de arquitecto o maestro de obras en las distintas Academias de Bellas Artes que surgieron en España para la regulación del ejercicio de la arquitectura (García, 2008:142).

Debido a la preocupación por la existencia buenos establecimientos hosteleros, se llegó a crear la figura de un inspector que recorría las ventas y posadas, analizando la calidad del establecimiento(25) (Hernández, 2015:69). Por otra parte, en 1756 Tomás Manuel Fernández de Mesa publicó como debía de ser la posada ideal: ubicada en un emplazamiento estratégico, debía situarse a unas cuatro o cinco horas de distancia de otras posadas y siempre cercana a un lugar donde proveerse de agua abundante y acondicionadas según el clima de cada región. Fernández de Mesa aboga por una arquitectura de tipo claustral, con un patio donde construir una fuente o pozo con abrevaderos para que beban las caballerizas. Opta por habitaciones independientes con luz y ventilación necesaria, diferenciando entre estancias destinadas a hombres ilustres de los “hombres viles, destrozados y mendigos” (Fernández de Mesa, 1755: 78).

Son construcciones íntimamente ligadas al modo de vida y a la organización del territorio español, por lo que forman parte del patrimonio de la obra civil y, por tanto, del Patrimonio Cultural, de la herencia cultural propia del pasado de una sociedad que se debe transmitir a las generaciones presentes y futuras(26). Se trata de edificios que tienen una importancia no solo basada en criterios estéticos o históricos, sino en el hecho de ser un reflejo de la cultura y sociedad española hasta comienzos del siglo XX. Tienen un valor documental, histórico y, en algunos casos, arquitectónico. Aunque hayan perdido el valor simbólico, ya que la memoria de su uso está desconectada de la sociedad actual, su máximo valor reside en ser piezas esenciales del patrimonio de la obra pública, pues van unidas a las vías de comunicación, sin los caminos estos edificios no se podían entender y sin las estaciones de descanso los viajes por nuestro país, hasta la llegada del automóvil, no se hubieran podido efectuar. Forman también parte de la arquitectura tradicional puesto que, por lo general, estos establecimientos pertenecen a un tipo de arquitectura popular, anónima en su construcción y con acabados pobres y descuidados, por lo que se podrían también catalogar dentro de la arquitectura tradicional. Esta razón hace necesaria la catalogación y tutela de protección de estos establecimientos que sirvieron de apoyo a las vías de comunicación durante siglos.

Algunos trabajos como el de Juan Piqueras y Carmen Sanchís, en su publicación “Hostales y Ventas en los Caminos Históricos Valencianos”, o el llevado a cabo por el arquitecto Joaquín Francisco García Sáez, con su tesis doctoral “Las ventas: una arquitectura rural singularizada por su función. Las ventas en la provincia de Albacete”, ofrecen una buena síntesis acerca de la evolución histórica de las ventas y hostales en ambas regiones de España, además de promover y difundir el conocimiento de la historia de las comunicaciones y obras públicas de sus regiones y comunidades.

Piqueras y Sanchís (2006) retratan la formación de la red caminera valenciana así como las rutas de viaje más importantes, estudiando las ventas que se ubican en ellas. García (2008: 314) denuncia la escasez de trabajos y publicaciones que traten exclusiva e intensivamente este tema, como sí ocurre con otros tipos de edificios de carácter popular o bien, de otros elementos patrimoniales de la obra pública. Asimismo, defiende el conocimiento de estas construcciones y manifiesta la necesidad de su puesta en valor junto con la de los antiguos caminos, pues ambos van de la mano ya que la particularidad más notable de esta tipología es su ubicación; las ventas y posadas se encontraban siempre localizadas a un lado del camino. Sin el camino, estas construcciones no tienen sentido (García, 2008: 326). También propone llevar a cabo un catálogo de estos edificios en las distintas regiones de España que "pudiera servir para explicar el sistema tradicional de comunicaciones cuando los motores eran de sangre" (García, 2008: 325).

Por otro lado, algunas instituciones públicas como el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico o la Consejería de Cultura y Portavocía de la Región de Murcia incluyen en su Catálogo General de Patrimonio Histórico algunas de estas construcciones. Sin embargo, en ocasiones aparecen en el listado de dicho catálogo porque en sus inmediaciones se hallan restos arqueológicos o cuentan con algún elemento de interés como un escudo, un reloj de sol o un aljibe, por lo que ni siquiera aparecen en el catálogo por el inmueble en sí.

Esta falta de reconocimiento social las ha conducido al abandono o la desaparición, en muchos casos por entorpecer el trayecto de una nueva vía o la expansión de una población. De las que aún se encuentran en pie, pocas hay que estén catalogadas a pesar de su relevancia. Es por esto por lo que parece necesario el estudio de estos bienes inmuebles con el objetivo de protegerlos, conservarlos, identificarlos y fomentar y difundir su importancia como elementos patrimoniales, con el objetivo final de incluirlos en el Plan Nacional de Patrimonio Industrial. Este plan incluye en su ámbito de protección el sistema y conjunto de redes para el transporte de viajeros y comunicaciones que constituyen un testimonio de la historia del territorio y de la movilidad de las personas, por lo que las ventas y posadas son elementos que se pueden integrar perfectamente en dicho plan de actuación y protección.

Así pues, con estos objetivos y partiendo de la necesidad evidente de poner de manifiesto la importancia de estas construcciones auxiliares e inherentes de los caminos, y contribuir al reconocimiento de sus valores, el citado Plan está realizando un trabajo de investigación para la identificación de cada una de estas edificaciones y su relación con los itinerarios anteriormente descritos.

Este estudio, que se ha centrado inicialmente en el territorio correspondiente a la Región de Murcia, se está desarrollando mediante la elaboración de un conjunto de fichas que componen un catálogo de las ventas y posadas anteriores al siglo XX que aún se conservan en esta región.

La información recopilada, tanto cartográfica como bibliográfica, obtenida en los archivos, proporcionada por los cronistas locales y consultada en diversas publicaciones, ha permitido plasmar en estas fichas los datos más importantes de cada una de las edificaciones de esta tipología localizadas.

Así quedan especificados datos tales como su ubicación georeferenciada, la descripción física de los edificios o vestigios localizados y la evaluación de la importancia histórica de su situación. Se recoge también la descripción del entorno que les rodea, las referencias en la cartografía histórica de cada una de ellos, detallando por otra parte sus antecedentes históricos así como las alusiones en las Respuestas Generales del Catastro de Ensenada y en los diccionarios de Miñano y Madoz. Igualmente se recogen los datos aportados por los libros de viajeros que los visitaron, quienes anotaron en ellos aspectos relevantes de estas construcciones, lo que supone un complemento esencial para su conocimiento.

Se intenta determinar además las características del conjunto arquitectónico que formaba cada venta o posada, identificando sus elementos de mayor interés. En cuanto a cada establecimiento se analiza su tipología, sus aspectos compositivos, funcionales y constructivos, y su estado de conservación.

Por último se incluye un reportaje fotográfico realizado durante la investigación así como imágenes de la planimetría y de fotografías antiguas que se han conseguido localizar, con las referencias a los fondos archivísticos, fotográficos y fuentes bibliográficas de las que se ha obtenido información concreta de cada edificio.




Ilustración 09. Extracto de la ficha correspondiente a la Posada de la Estación de Calasparra. Elaboración propia.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios