e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10
e-rph nº 19, diciembre 2016
Estudios Generales | Estudios
 
 
Las posadas y ventas en los caminos de Granada a Levante en la cartografía del XIX. Herramientas para su inventario | Rosario Baños Oliver, Juan Carlos Molina Gaitán, Isabel Bestué Cardiel
 
     

 

John Carr comentaba en 1809 que el camino de Murcia a Granada era montañoso e incómodo(8). En 1830 lo corroboraba el viajero escocés Henry David Inglis quien narraba que:

“cuando el tiempo está lluvioso es imposible viajar a Murcia (...) una cadena con las montañas más desérticas que yo hubiera atravesado en toda mi vida se extiende hacia el este; éstas son las montañas que separan Granada de Murcia. El paso a través de ellas es de 22 millas de largo; y en toda esta distancia no hay ni una sola casa. No se hace por una carretera, ni siquiera por una vereda, sino por el lecho de un torrente que atraviesa estas montañas; y este lecho, durante las primeras 8 millas, no tiene más de seis pies de altura y está lleno de rocas enormes, que fuerzan al viajero a ir andando” (López-Burgos del Barrio, 2001: 81).

Además de la lentitud del viaje debido al deplorable estado del camino, se añadía la inseguridad del viaje, pues era habitual ser asaltado en algún punto del trayecto. La ruta de Lorca a Granada gozaba de especial mala fama, por lo que los viajeros debían trasladarse en expedición, que provocaban largas esperas en ocasiones, o bien arriesgarse a hacer el camino sin protección (A.A.V.V., 1989: 213).

Sin embargo, a pesar de las críticas, algunas excepciones matizaban esas opiniones, como en el caso de John Carr, en 1809, que relataba que algún tramo corto, como el de Librilla a Murcia, en el camino de Granada, resultaba “extraordinariamente bueno, entre una campiña de hermoso paisaje” (A.A.V.V., 1989: 302).

Todas estas rutas y las diferentes edificaciones e infraestructuras que las jalonaban, destinadas al avituallamiento y descanso de los viajeros, compusieron un importante conjunto de elementos que, a pesar de formar parte fundamental de la historia del transporte y las comunicaciones, carecieron durante mucho tiempo ante la sociedad de cualquier valor patrimonial. No es hasta el final del siglo XX, con la evolución del concepto de Patrimonio Cultural, cuando se comienzan a ponderar estas redes de transporte, iniciándose en nuestro país los primeros e interesantes esfuerzos de protección e investigaciones de esta rica y olvidada faceta de nuestro patrimonio, como prueban los estudios y trabajos realizados en la Comunidad Valenciana llevados a cabo por los profesores Juan Piqueras y Carmen Sanchís (2006).

Con este nuevo criterio, se trabaja actualmente en una línea de investigación(9) sobre dichas construcciones en el sureste español que tiene como objetivo la puesta en valor de las mismas, mediante el análisis y la documentación de sus aspectos morfológicos, compositivos, constructivos y sus relaciones con la sociedad del momento. Igualmente se realiza un inventario de las ventas y posadas anteriores al siglo XX, que aún se conserven en la Región de Murcia con la finalidad de que sirva como instrumento técnico previo destinado a la toma de medidas de protección y catalogación de alguna de estas construcciones. Este artículo pretende servir de apoyo a estos trabajos y con ello al conocimiento de ese patrimonio olvidado que forma parte del Patrimonio Cultural y de las obras públicas.

4.- Las ventas en la cartografía histórica

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha precisado de mapas y planos para la representación y la posterior transmisión de datos para los viajes, la navegación, el reparto territorial o el establecimiento de caminos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVIII cuando se comenzó a potenciar los mapas topográficos, sobre todo con fines militares, donde poder recoger y recopilar las relaciones geográficas, censos y catastros (García-Pulido, 2016: 243).

No obstante a su valor, estas fuentes cartográficas junto con los cuadros, los grabados, los dibujos y otras fuentes no verbales tuvieron a menudo una consideración menor frente a otros testimonios, debido, quizás, a las dificultades de su interpretación o la localización de las mismas (Chías y Abad, 2008:79).

Pese a esto, la cartografía histórica es una fuente documental importantísima puesto que proporciona información muy valiosa sobre el territorio que representa. Son de especial interés los mapas de los siglos XVIII y XIX que, por su nivel de detalle, informan sobre la trayectoria de los caminos, los itinerarios de viaje y sobre la ubicación de los mojones del término, de las minas, los molinos; advirtiendo también de la existencia de balsas y abrevaderos, manantiales, de pozos de nieve; y retratando la situación de cortijos y casas de labor, casillas de peones camineros, ermitas, casas forestales, corrales de ganados y fábricas hoy ya desaparecidas. Constituyen una excelente herramienta para el estudio de la geografía, de la evolución y crecimiento de las poblaciones y del patrimonio monumental, pues señalan incluso el estado en el que se encuentran algunos bienes patrimoniales asociados al territorio. Y, por supuesto, informan sobre la existencia y ubicación de aquellas poblaciones y ventas donde poder efectuar un alto en el camino por lo que, para la realización de esta investigación, ha sido imprescindible, el análisis y estudio de la cartografía histórica más relevante que incluyeran los itinerarios de viaje de Granada al Levante peninsular.

Pero debido al considerable número de mapas y planos que describen los caminos españoles, ha sido necesario acotar el marco espacio-temporal en el estudio de las ventas y las posadas del Sureste. Así pues, se han fijado como ámbito de estudio los caminos que se dirigían de Granada al Levante peninsular, enmarcados en el siglo XIX por ser la época de mayor esplendor y proliferación de estas construcciones. Nuestro trabajo se centra, principalmente, en el análisis de los mapas y trabajos realizados por el ejército y en las minutas cartográficas previas al Mapa Topográfico Nacional. Respecto a estos últimos se trata en realidad de borradores de campo, efectuados para la realización del Mapa Topográfico, manuscritos en papel a escala 1:25.000 y en los que abundan los tachones, las anotaciones a lápiz y las manchas y roturas. La rigurosidad y precisión de estos planos, indispensables tanto por su utilidad en el ámbito militar como en las tareas de modernización de las vías de comunicación y las obras públicas, ha permitido ubicar y conocer cuántos establecimientos, ventas, ventorrillos, paradores y postas se hallaban junto a los caminos de Granada a Murcia(10).

Este tipo de construcciones se sitúan siempre junto al camino por lo que el elemento de referencia a la hora de ubicarlas en la orografía actual, ha sido el itinerario de las vías en las que se sitúan(11). No obstante, la existencia de nuevos trazados, que en ocasiones modifican sustancialmente la traza del camino primigenio, pueden producir confusión a la hora de emplazar estas hospederías. De ahí la necesidad de comparar, mediante los mapas históricos y la sucesión de las ortofotos realizadas en los diversos vuelos aéreos a lo largo de los siglos XX y XXI(12), el estado actual de las vías de comunicación con las del siglo XIX. De esta manera se puede llegar a conocer la ubicación de dichas hospederías y después realizar una visita de campo con el fin de comprobar su pervivencia y estado de conservación.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios