e-rph 22, jun. 18 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7
e-rph nº 22, junio 2018
Difusión | Estudios
 
 
Educación no formal y patrimonio cultural: concursos y otras convocatorias institucionales en Castilla y León
 
    

 

Como segundo gran foco promotor de actividades para escolares está la administración autonómica. La Junta de Castilla y León ha pretendido en los últimos años introducir nuevos elementos en la gestión del Patrimonio Cultural. Se ha propuesto tener en cuenta a sus titulares, a agentes locales y a promotores y, al mismo tiempo, acompañar las intervenciones en bienes culturales de acciones de difusión dirigidas a los ciudadanos en general (Saiz, 2013: 9-10), sin embargo, los escolares han quedado en buena medida al margen de este innovador planteamiento. El actual Plan PAHIS 2020 del Patrimonio Cultural de Castilla y León contempla entre sus líneas de actuación un Programa llamado “Educar en Patrimonio”(14). Mientras el Plan Nacional de Educación y Patrimonio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se centra en la investigación, la innovación y el establecimiento de criterios para el desarrollo de proyectos educativos(15), este Programa incide específicamente en acciones que ponen a disposición de niños y jóvenes información y recursos sobre patrimonio cultural “con la finalidad de incrementar la relación directa de estos colectivos con los bienes culturales y desarrollar experiencias que potencien su conocimiento y valoración mediante acciones formativas y lúdicas”. Se refiere a visitas programadas a bienes culturales, talleres divulgativos, colaboración con centros educativos y creación de recursos didácticos; no obstante, su aplicación aún es limitada y, pese a que lleva ya tres años desarrollándose, no puede valorarse correctamente.

Veamos ahora con más detalle dos casos concretos de actividades no formales correspondientes a Castilla y León que se centran en el patrimonio cultural y tienen su origen en políticas institucionales.

4.- Talleres escolares en museos sobre el Camino de Santiago

La Junta de Castilla y León no convoca de forma directa actualmente ningún concurso para escolares en el ámbito del Patrimonio, pese a ello se sirve de otros recursos educativos. Uno de ellos son los talleres didácticos ofrecidos por los museos provinciales que gestiona a través de la Consejería de Cultura y Turismo. El caso que vamos a analizar es interesante por tratarse de un llamamiento de alcance regional que está necesariamente imbricado en la vida escolar y depende por completo de la iniciativa del profesorado.

Los museos tienen una importante actividad divulgativa que se dirige a diferentes grupos específicos de públicos, pero es el de los escolares el que merece seguramente los principales esfuerzos de los Departamentos de Didáctica y Acción Cultural de estos centros. Desde la primavera de 2010 y durante el curso 2010-2011 la Junta de Castilla y León promovió una serie de talleres monográficos del Camino de Santiago en los nueve museos provinciales. Estos talleres se ofertaban a los centros educativos de la comunidad para que los incluyeran entre sus actividades complementarias, dirigiéndose sobre todo a alumnos de los ciclos superiores de Educación Primaria y al inferior de Secundaria. La motivación concreta para esta actividad procedía del hecho de que buena parte del Camino Francés pasa por tierras de la comunidad autónoma y que 2010 fue Año Santo Jacobeo. Respecto a los objetivos, lo que se buscaba en general era que los escolares lograsen un mejor conocimiento del Camino en Castilla y León, así como de sus repercusiones culturales y artísticas.

En esta ocasión la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, que llevaba muchos años organizando eventos culturales de relevancia regional, interviene por primera vez coordinando la celebración del Año Jacobeo en las actividades didácticas de todos los museos provinciales. Tal coordinación para conformar un producto unívoco y común no evitó que la plasmación de los talleres fuera diferente en cada centro. Uno mostró, a través de sus herramientas, oficios tradicionales de los que se ejecutarían antaño en las ciudades del Camino (cantería, alfarería, pastoreo, molinería...). Varios se centraban en objetos, monumentos y leyendas desarrollados en torno al Camino en su provincia y, por ejemplo, se hacía un recorrido por obras de arte de época medieval que contemplarían los caminantes en las iglesias y hoy están en el museo. Algunos diseñaron un pasatiempo similar al Juego de la Oca para imitar el itinerario de los peregrinos. Otros optaron por elaborar juegos en los que había que superar varias pruebas, a manera de etapas del camino, hasta conseguir llegar al final y ganar el Jubileo.

La concurrencia a la actividad fue reducida si se considera que los 10 talleres monográficos representaban el 11% de la oferta didáctica total. Teniendo en cuenta que la demanda fue menor en este grupo de actividades que en las otras (cuya temática tiene un mayor interés local y mejor encuadre curricular), y que la media anual de participantes en el conjunto de talleres de estos museos ronda los 50.000(16), no pasarían de 4.000 los escolares participantes.

[Tabla 2]

Sobre el desarrollo de los talleres es significativo que los grupos escolares no contaban con material previo a la visita ni tampoco posterior. Esto limitó la incidencia de la actividad, puesto que no existía una preparación ni una reflexión o evaluación final, ni tampoco se analizó la consecución de objetivos, el aprendizaje de conocimientos o el desarrollo de habilidades y actitudes (Cuenca, 2014: 83-86).




Ilustración 03. Ilustración 3. Taller Peregrino Jones en el Museo de Burgos en 2010. Fuente: Junta de Castilla y León.

Los estudios en torno a las actividades de educación no formal vienen valorando la atención a aspectos históricos, artísticos, territoriales o sociales y a su calidad divulgativa, mientras que poco o nada se dice de la intencionalidad ideológica de cualquiera de esos aspectos (cf. Cuenca López et al., 2006) por más que esté claramente presente en muchos concursos, sobre todo cuando existe una convocatoria institucional. Sería el caso, por ejemplo, del concurso nacional organizado con motivo del aniversario de la unificación de Italia, bajo el patronato del Presidente de la República italiana y cuya finalidad era concienciar a los estudiantes de la “herencia del proceso de unificación nacional” y hacerles intérpretes de su desarrollo futuro (Borghi, 2012). En el caso de Castilla y León el recurso a la coordinación regional coincidió con un evento que tiene detrás un trasfondo religioso y que sobrepasa con mucho el territorio de la Autonomía.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios