e-rph 21, dic. 17 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
e-rph nº 21, diciembre 2017
Patrimonio y Desarrollo | Estudios
 
 
Hotel Castillo de Valdés Salas. Una historia de recuperación patrimonial
 
    

 

En la memoria se explicita que el objetivo de la actuación estriba en “un programa de usos y necesidades que se orienta en un doble sentido, por un lado la conservación estrictamente formal de un patrimonio arquitectónico que evidentemente lo reclama y por otra la acomodación a un uso cultural nuevo que no convierta el conjunto en un indeseable relicario”.

Viejos contenedores para nuevos usos, un planteamiento patrimonial moderno, propio de esos años ochenta. La toma de conciencia de qué el patrimonio restaurado debe dotarse de nuevas funciones si, perdidas las iniciales, se pretende su permanencia (ADAMS, 2004). Es lo que ya planteaba Alöis Riegl a principios del siglo XX, cuando hace referencia al valor de contemporaneidad instrumental del monumento (RIEGL, 1999). Y en España, ya desde la Comisaría Regia de Turismo (1911-28) y el Marqués de la Vega Inclán, y a partir de 1928 desde el Patronato Nacional de Turismo se aboga por recuperar patrimonio para albergar hoteles. La Red de Paradores Nacionales será un ejemplo, pero también iniciativas regionales como la Red de Hospederías de Extremadura, a partir de la década de los 90 (ABUJETA MARTÍN, Esther, 2012) o la marca Pazos de Galicia.

Hay que considerar que ya desde la Declaración de Manila sobre Turismo Mundial (1980) se señala que el turismo puede contribuir positivamente a la vida de la nación mediante una oferta que proteja y respete el patrimonio cultural. Asimismo, en la Carta Internacional sobre Turismo Cultural (1999) se alude explícitamente a la interacción dinámica entre turismo y patrimonio cultural, y se hace referencia a lo que conlleva el turismo para el intercambio cultural, como la implicación de las comunidades locales en la planificación, los beneficios que para ésta trae el turismo, y también los efectos positivos sobre la protección del propio patrimonio. En el Código ético mundial para el Turismo de 2001, se hace referencia al turismo como factor de aprovechamiento y enriquecimiento del patrimonio cultural de la humanidad. Asimismo, se señala que los recursos turísticos pertenecen al patrimonio común de la humanidad. Se alude al respeto al patrimonio artístico, arqueológico y cultural. Y se destaca la importancia de revertir los recursos obtenidos en mantener el patrimonio. Por su parte, la Carta Mundial del Turismo Sostenible (Vitoria, 2015), considera que el turismo puede y debe ser fuerza motriz del patrimonio cultural y las industrias creativas.

Se señala en la memoria de los arquitectos para el conjunto de Valdés Salas, respecto a preservar el patrimonio y dotarlo de nuevos usos, que “esta doble actitud obliga a una intervención mixta, en un sentido de reproducción exacta de la primitiva estructura (caso del patio, comedor, torres, etc.) y en otro, de sustitución, por inevitables necesidades del nuevo uso, de los forjados, pavimentaciones y aquellos elementos a que obligue el empleo racional del nuevo destino”. El resultado se puede considerar adecuado y respetuoso con el patrimonio.

Dada la doble funcionalidad prevista para el conjunto, los arquitectos propusieron destinar un ala (en la zona de la antigua capilla, local aledaño y estancia sobre aquella) como centro cultural: biblioteca, sala de exposiciones y aula polivalente.

El resto “aunque adecuadamente permeabilizada con lo descrito” se define para uso cultural-residencial de ámbito universitario, de estudios regionales, jornadas de trabajo…Igualmente, se propone ubicar allí una oficina de turismo y en la torre un museo etnográfico o actividad similar “e incluso la simple potencialización del deleite de su visita”. En éste ala se arbitra una única ampliación de la crujía posterior del patio.




Ilustración 08. Patio interior del Hotel Castillo de Valdés Salas. (Foto de la autora).




Ilustración 09. Intervención en la primera planta del Palacio Valdés Salas, según proyecto de G. Zarracina y M. Díaz para su transformación en hotel. 1985 (Archivo Principado de Asturias).

La zona residencial se articula en trece habitaciones y dos salones en primera planta. En la baja se emplazan cocina, bar-comedor y dependencias de almacenaje y administración-control.

En la actualidad el hotel oferta 12 habitaciones y servicio de restaurante. La antigua huerta ha quedado en parte como jardín público municipal que complementa la otra zona abierta que es el patio interior en torno al cual se articulan las dependencias. Sigue funcionando la Oficina de Turismo y el museo del Prerrománico de San Martín. La biblioteca y la Casa de Cultura disponen ahora de dependencias propias fuera del conjunto de la Torre y el Palacio, como consecuencia de la rehabilitación de las antiguas escuelas.




Ilustración 10. Vista del Palacio de Valdés-Salas y torres desde la entrada a la villa de Salas. Se aprecia el puente de unión entre ambos inmuebles (Foto de la autora).

7.- Conclusiones

La transformación en centro de servicios polifuncional, incluyendo un hotel, de parte del conjunto integrado por el castillo de Salas y el palacio de Valdés Salas o Casa Salas es una iniciativa pionera en Asturias. Y por tanto de las primeras de España en lo referente a recuperación patrimonial con vistas a un aprovechamiento turístico sostenible que generase desarrollo rural, en el entorno de las propuestas europeas de los años 80 para revitalizar zonas rurales deprimidas mediante la promoción de los recursos patrimoniales endógenos. Ello sin olvidar el papel de los Paradores Nacionales desde principios del siglo XX, y las apuestas en este sentido del Marqués de la Vega Inclán.

Junto a esta circunstancia, se ha pretendido aquí documentar la manera en que se llevó a cabo el cambio funcional, uniendo esfuerzos privados y públicos. Sinergia que fue posible gracias al Ayuntamiento de Salas, la familia Menéndez-Castañedo, y la tenacidad de uno de sus miembros, el entonces consejero del Gobierno Regional, Arturo Gutiérrez de Terán. Además, fue preciso ubicar el conjunto monumental en el contexto municipal y regional; ya que sólo repasando la importancia de las torres medievales y de las casonas y palacios de época barroca, es posible comprender el papel de la Torre de Salas y Palacio Valdés-Salas.

Por último, el considerar otras actuaciones relevantes de recuperación patrimonial para el turismo en Asturias, ayuda a comprender también la decisión de transformar en hotel el conjunto.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios