e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
e-rph nº 19, diciembre 2016
Intervención | Estudios
 
 
De lo inexpugnable a lo accesible: correlación entre valores patrimoniales y turismo en los castillos de la Red de Paradores | María José Rodríguez Pérez, Javier García-Gutiérrez Mosteiro
 
     

 

4.3.-Lorca (Murcia)

El parador de Lorca es un edificio construido de nueva planta en el interior de un recinto defensivo que había servido para cobijo de la judería medieval. La existencia de abundante espacio libre en el castillo, su estado de completo abandono y la degradación en la que se encontraba fueron lo que motivaron que la administración turística del Estado,Turespaña, adquiriese una parcela de grandes dimensiones en el castillo. La formalización de la transmisión se hizo en 2000, mediante donación muncipal y la finalidad que lo amparó fue la activación económica del barrio inmediato al castillo y la propia fortificación. Éste era el efecto buscado con la construcción de un moderno etablecimiento hotelero de la red de Paradores.

La parcela seleccionada se situó dentro del recinto amurallado y el acceso se resolvió de forma drástica, con la construcción de un túnel en 2002, trazado bajo la rasante de la cimentación de la muralla para permitir el ingreso de vehículos y autobuses.




Ilustración 08. Parador de Lorca en obras (2011). Fuente: Elaboración propia.

La llegada en automóvil hasta la puerta de recepción de clientes se consideró un condicionante esencial del proyecto, realizado en el marco del cumplimiento de la normativa autonómica sobre alojamientos turísticos de categoría superior, de ahí que se ejecutase en primer término para asegurar el posterior abastecimiento de materiales para la propia obra.

La ubicación del edificio se realizó muy próxima a la edificación militar histórica, torre Alfonsina y baluarte del siglo XIX, denominado patio estrellado, para conseguir la continuidad conceptual de la construcción defensiva con la hotelera –al menos en su imagen lejana– y propiciar una posible conexión física con la zona histórica. De esta forma, se pensaba unir la torre histórica con el parador mediante un nuevo túnel subterráneo, en el afán de reutilizar las escasas construcciones históricas existentes. Esta idea de accesibilidad total no llegó a formalizarse y el proyecto dejó sin uso el baluarte estrellado y la torre Alfonsina, para la que se había planteado un ascensor ubicado en su machón estructural central.




Ilustración 09. Túnel de acceso al recinto del parador del parador de Lorca (2012). Fuente: Elaboración propia.

El proyecto y la primera fase de la obra entre 2003 y 2007 quedó a cargo de arquitectos funcionarios de Turespaña; y debido a la creciente complejidelad de la obra, por la sucesiva aparición de restos arqueológicos, la segunda fase entre 2008 y 2012 se dejó en manos de un arquitecto externo, Francisco Jurado Jiménez. Éste llevó a cabo la integración de los restos arqueológicos, resolvió la accesibilidad, el aparcamiento de vehículos y modernizó el carácter historicista del proyecto inicial (Jurado, 2016).

La primera fase de la obra estuvo marcada por la improvisación, debida a sucesivas paralizaciones de la ejecución para consumar modificaciones del proyecto en función del descubrimiento de restos arqueológicos. La consecuencia fue un edificio acoplado a la acusada pendiente del terreno, que fue recortado en altura y longitud.

La circulación interna del edifico resultó compleja debido a las modificaciones sucesivas realizadas en el proyecto ante la imposibilidad de realizar el aparcamiento en el sótano del edifico principal debido a la presencia de los restos arqueológicos de la sinagoga y varias casas de la judería del siglo XV. El aparcamiento se propuso, en principio, bajo el edificio del parador; posteriormente, como construcción subterránea externa al parador; y finalmente, sólo se pudo plantear en superficie mediante dos plataformas situadas sobre pilares en el terreno natural, que a su vez servían para proteger los restos arqueológicos existentes bajo rasante [Link 7]. La diferencia de cota entre la plataforma de vehículos y el yacimiento permitía diferenciar la circulación de clientes del parador y visitantes del parque temático Lorca Taller del Tiempo,




Ilustración 10. Parador de Lorca. Rampa de comunicación entre la plataforma inferior del aparcamiento y el yacimiento arqueológico (2012). Fuente: Elaboración propia.

encargado de la explotación comercial del yacimiento arqueológico del castillo. La señalización de los recorridos peatonales mediante carteles fue necesaria en este parador para identificar el camino de acceso desde el aparcamiento al vestíbulo y recepción del establecimiento. La configuración del terreno con diferencias de cota importantes motivó la ordenación escalonada del edificio y que el aparcamiento se dispusiera en su trasera, en terrenos adquiridos posteriormente a la redacción del proyecto.

El parador fue concebido para el cumplimiento de la normativa actual de accesibilidad, dotándose –sus 152 plazas hoteleras– de 2 habitaciones accesibles. No obstante, la dificultad de la ejecución de sus obras, que se prolongó a lo largo de los años, produjeron circulaciones complejas para salvar la convivencia con determinados restos arqueológicos. El establecimiento inauguraba en 2012 el modelo de parador-museo, que integra restos arqueológicos en su parcela y en el propio edificio.

5.- Conclusiones

En este trabajo, centrado en la rehabilitación de arquitectura defensiva para uso hotelero, se han aportado datos y reflexiones sobre la confrontación de los valores de conservación patrimonial y las necesidades de accesibilidad; y, en concreto, las siguientes cuestiones:

  • La deseable práctica de una accesibilidad razonable —cuando no exigible— se puede confundir, en ocasiones, con la propuesta de intervenciones que se “justifican” por ese objetivo, pero que van destinadas a otros fines (“modernización”, nueva imagen corporativa, seguimiento de empresas hoteleras privadas…).
  • La accesibilidad dentro del inmueble ha sido especialmente cuidada por la sociedad Paradores, ya con obras parciales ya con reformas integrales (en las que puede modificarse la cualificación formal del espacio arquitectónico).
  • Discriminación entre soluciones arquitectónicas más o menos acertadas, detectando que la propuesta más económica o con más afán de “exhibir” la condición de accesibilidad no coincide, a menudo, con la más acorde a la conservación de la dimensión patrimonial.
  • Consideración del contexto del monumento como bien patrimonial en sí mismo, indicándose las dificultades habidas en el caso de Paradores: al corresponder la actuación en el entorno a las administraciones locales, con difícil coordinación y sin apenas posibilidades de concebir un plan común (caso del parador de Lorca).
  • Contraposición entre la idea de una accesibilidad universal y la de exigencia de seguridad (y sus extensiones jurídicas sobre responsabilidad); aspecto este de directa —y difícil— aplicación a la arquitectura defensiva medieval que ha caracterizado etapas de la red de Paradores (caso de la torre del homenaje del parador de Ciudad Rodrigo).

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios