e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
e-rph nº 19, diciembre 2016
Intervención | Estudios
 
 
De lo inexpugnable a lo accesible: correlación entre valores patrimoniales y turismo en los castillos de la Red de Paradores | María José Rodríguez Pérez, Javier García-Gutiérrez Mosteiro
 
     

 

Conjuntos fortificados de tan crucial relevancia como La Alhambra de Granada o la Acrópolis de Atenas sientan una reflexión acerca de vías y prácticas que pueden resultar por entero disímiles en la no siempre fácil conjunción de accesibilidad turística y preservación de los valores patrimoniales.

En el caso de Atenas resulta muy significativa la contraposición entre el excelente diseño de Pikionis para los pavimentos de los accesos al entorno de la Acrópolis y de la colina de Filopapo (1954-1958) (Pikionis, 1935: 13-17), esa “obra invisible” (Papageorgiou, 1994: 13-28), y la reciente y desafortunada —y tan intencionadamente “visible”— intervención para el plan de acceso turístico a los Propileos y a la colina del Areópago (Papamichail, 2015). ¿Qué ha pasado entre esas dos actuaciones? ¿Qué ha ocurrido entre aquel sentido del ambiente y este otro tan diverso?

En estos momentos en que, ante la formulación frecuente del concepto —amplio y vago; a menudo, impreciso— de “accesibilidad”, se producen intervenciones no siempre con sentido crítico, es conveniente reflexionar y debatir sobre cómo conjugar esas dos recientes extensiones del concepto de patrimonio arquitectónico: por un lado, su óptimo disfrute por la ciudadanía —y, por tanto, su accesibilidad—; por otro, la preservación del contexto del edificio como valor patrimonial.

3.- El caso de los paradores y sus directrices de accesibilidad

La red de alojamientos turísticos propiedad del Estado, la red de Paradores(5), surgió en España vinculada a la cultura de preservación del patrimonio arquitectónico; fue consecuencia del empeño personal del marqués de la Vega-Inclán en la cuestión de la conservación y restauración de monumentos. Esta práctica fue primero ensayada, a título particular, en algunas intervenciones como la casa-museo de El Greco en Toledo (iniciada en 1905 e inaugurada en 1910); y posteriormente, de forma oficial, desarrollada a través del organismo encomendado: la Comisaría Regia de Turismo y Cultura Artística (1911-1928).

Vega-Inclán tuvo una visión moderna –y “adelantada”– de la gestión patrimonial al asociarla de forma singular al turismo, entendiendo éste como fuente potencial de recursos económicos del Estado, capaz de contrarrestar la exigua consignación de presupuesto público. Desde entonces la fórmula inicial patrimonio-turismo ha ido evolucionando y expandiéndose dentro del marco del turismo cultural, en el que encontró su máxima expresión al propiciar al viajero alojamiento y servicio de restauración en el propio monumento.

La preocupación contemporánea por reglamentar de forma estandarizada la accesibilidad universal, con el fin de permitir la experiencia de la percepción del patrimonio de forma plural, puede colisionar con el carácter y personalidad propia del edificio histórico, a la vez que interferir con la cuestión de la protección patrimonial.

La accesibilidad cobra un significado especial en los edificios históricos rehabilitados para el uso hotelero, en donde tipos arquitectónicos diferentes se ven radicalmente transformados. La red de Paradores se ha servido de seis tipos arquitectónicos en su larga trayectoria de reutilización de inmuebles, entre los que se encuentran tipos militares (castillos y fortalezas), religiosos (conventos y monasterios), residenciales (palacios y casas señoriales), asistenciales (hospitales), docentes (colegios universitarios) e industriales (molinos y almacenes agrícolas). En este sentido, la arquitectura defensiva es la más abundante en el conjunto de la red; y, sin embargo, es la que aparentemente presenta las mayores dificultades, ya que la rehabilitación comporta un cambio cualitativo al pasar del concepto de inexpugnabilidad de la función inicial al de accesibilidad hotelera del nuevo uso. Desde el punto de vista físico, este tipo arquitectónico es el que más se aleja de los planteamientos generales de la accesibilidad universal; y a la vez, desde la perspectiva conceptual, presenta mayor interés turístico al permitir el acercamiento secuencial al monumento, propiciado precisamente por la dificultad del acceso(6).

En el origen de la red, la accesibilidad física estuvo presente desde la casi exclusiva perspectiva del vehículo y orientada fundamentalmente a la construcción de edificios de nueva planta. La preocupación principal era atraer al turista y procurar el confort de su estancia; no la del acceso, que sólo se desarrolló como reclamo fácilmente reconocible desde la vía automovilística. El primer parador, construido en Gredos (Ávila) entre 1926 y 1928, se enfocó al fomento del turismo automovilista; y de ahí que se construyera en un margen de la carretera. El acceso del edificio se señalaba con una ligera plataforma elevada sobre la topografía natural –situada sobre el terreno de montaña–, la puerta principal con una escalinata –un cambio de cota marcaba el traspaso del umbral– y, en el interior, el salón de clientes diferenciaba las zonas de estancia con ligeros cambios de nivel. Las cocheras eran la única construcción que permitía un acceso directo, sin barreras arquitectónicas, por tanto se facilitaba el acceso fundamentalmente de la máquina.

Poco después, los albergues de carretera, promovidos a partir del concurso de anteproyectos en el mismo año de la inauguración del parador de Gredos, propiciaron específicamente el uso del automóvil particular para la práctica del turismo: dieron enfática importancia a la cercanía del establecimiento respecto de la carretera, así como al trazado de la vía de acceso o el giro del automóvil para el diseño de la marquesina que protegía el desembarco de viajeros y equipaje.

Las primeras rehabilitaciones patrimoniales supusieron una ocupación parcial del edificio histórico, por lo que debían definir un acceso independiente respecto del ya existente para otros usos establecidos con carácter previo al parador. El crecimiento posterior del establecimiento hotelero hasta la colmatación del inmueble se hizo de forma escalonada a lo largo del tiempo, lo que predispuso a la improvisación y motivó la resolución parcial del problema.

El acento de la intervención se ponía en los planteamientos estéticos y turísticos, orientados a la funcionalidad comercial del establecimiento. En los años treinta, la norma general era la adquisición parcial de locales en los edificios seleccionados, ya que estaban destinados a albergar demandas turísticas todavía pequeñas. No obstante, algunos inmuebles se adquirieron de forma completa y, sin embargo, la rehabilitación dejó sin resolver la cuestión de la accesibilidad física. Un ejemplo muy significativo es el parador instalado en el palacio del marqués de Donadío en Úbeda (Jaén) –parador Condestable Dávalos–, en el que se respetaron las escalinatas principales del edificio para acceso tanto desde la plaza Vázquez de Molina como desde el patio interior, que permitía el ascenso a la planta noble; y a esto habría que añadir el problema que suponía el estacionamiento de vehículos en la plaza pública debido a la carencia de aparcamiento propio (que se vio acrecentada al peatonalizar la plaza ante la prohibición municipal de aparcamiento de vehículos).

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios