e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9
e-rph nº 19, diciembre 2016
Instituciones | Estudios
 
 
El profesional de la museología social. Competencias, habilidades y futuro para su implicación en el desarrollo territorial | Óscar Navajas Corral, Jesús Fernández Fernández
 
     

 

7.- Conclusiones

El museo (…) debería ser uno de los instrumentos más perfeccionados que la sociedad debe proporcionarse para preparar y acompañar su propia transformación(3).

Hugues de Varine-Bohan, 1994

La profesión de museólogo ha cambiado profundamente en un sentido paralelo a las transformaciones que ha experimentado la propia institución en cuanto a su misión en la sociedad y el modelo de gestión de sus colecciones como los aspectos administrativos, personales y económicos de la misma.

En los últimos años hemos asistido a una transformación radical en la concepción del museo, que ha pasado de ser un organismo con la atención focalizada en su trabajo interno, basado en el cuidado de las colecciones y su investigación, a ser un productor y difusor de cultura que ha buscado, y sigue buscando, un nuevo desarrollo institucional, la comunicación con el público en su diversidad y la difusión de su riqueza cultural, y que pretende convertirse en una elección preferente de ocio, pero sin desatender su irrenunciable faceta educativa. En este contexto, los profesionales de los museos se han visto abocados a una transformación paralela que exige una continua puesta al día en conocimientos teóricos y en su aplicación práctica, así como una redefinición tanto de concepto como de funciones, asignatura pendiente ésta que no se acaba de resolver.

Uno de los problemas es que, al menos en España, existe una deficiencia en la formación específica en museología. Muy pocos planes de estudio de grado y postgrado se adecúan a las realidades de la diversidad museológica de nuestro territorio. Así como, existe una carencia en ciertos casos de una gestión horizontal, de un trabajo desde la transversalidad y de una colaboración con organizaciones, colectivos e instituciones externas, que permitan la permeabilidad de los procesos a medio y largo plazo.

Como nos recordaba Borges el Aleph es la primera letra del alfabeto de la lengua sagrada. Para la Cábala, esa letra significa el En Soph, la ilimitada y pura divinidad, y que tiene la forma de un hombre que señala el cielo y la tierra. El propio Borges pensaba que el Aleph que poseía Carlos Argentino era falso ¿Qué sucede si es un falso Aleph? En el caso del relato de Borges estamos tratando con una idea metafísica y entra dentro de la lógica cuestionarse cuál puede ser la verdadera esfera en la que están todos los lugares. Para los Museos, esto sucede a la inversa ¿Qué ocurre si el museólogo no ve las posibilidades de un museo, de su colección, si no es capaz de convertirse en ese «hombre orquesta»? ¿Qué le depara a una comunidad y a un territorio si el museólogo comunitario no se siente implicado de forma holística y militante con ellos?

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios