e-rph 19, dic. 16 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6
e-rph nº 19, diciembre 2016
Gestión | Experiencias
 
 
El Plan Director del Palacio de la Audiencia de Zaragoza. Metodología y estructura | Sergio Sebastián Franco
 
     

 

1.- Introducción

La casa de don Pedro Martínez de Luna, también conocida como Palacio de la Audiencia, Palacio de los Condes de Morata, Palacio de los Luna, Palacio de los Gigantes, e incluso podríamos denominar Palacio Real, está ubicada en el número 1 del Coso, la calle más próspera de la fastuosa Zaragoza renacentista. Se trata de uno de los ejemplos más majestuosos de la arquitectura civil aragonesa del siglo XVI, cuya rotunda y sobria arquitectura ha sido testigo de los más importantes acontecimientos de la ciudad desde su edificación hasta la actualidad.

Su construcción corre paralela a la proyección de su promotor, don Pedro Martínez de Luna(1), nombrado Conde de Morata por el emperador Carlos Ven 1538, y virrey de Aragón en 1539, cargo que ostentaría hasta 1554. El conde comenzaría así la edificación de su espléndida residencia en Zaragoza en el año 1551(2), que se concluiría, en sus elementos principales, en la década de 1560(3), si bien podemos adelantar que se trata de un palacio inconcluso, de acuerdo a una visión canónica del tipo.




Ilustración 01. Vista del Palacio de la Audiencia desde el Coso.1890. Foto Anselmo Coyne. AHPZ.

A grandes rasgos, el palacio se muestra como una importante crujía de fachada principal al Coso, con un carácter de intencionada representatividad. A ello contribuye su rotundo cuerpo principal flanqueado por dos torreones, así como su portada, con un grupo escultórico en el que destacan los dos colosales maceros que custodian la entrada. Será en esta crujía noble, junto con el patio interior, donde se centraría todo el interés, esfuerzo, y gasto de sus propietarios y constructores. El desarrollo del resto de alas que envuelven dicho patio, se produce hacia el interior de la ciudad, y con un carácter secundario y accesorio, hasta el hecho de que prácticamente bien entrado el siglo XX no se concluyera el alzado lateral. El resto de alas se encuentran sin terminar y en un estado de crecimiento descoordinado, motivado por las diversas reformas y funciones a las que ha tenido que ir dando acomodo.

Toda la planta y usos se organizan en torno al patio interior central descubierto, o luna, conectado en planta baja con la calle Coso a través de un zaguán. De proporción rectangular, el patio muestra un doble orden de 14 columnas jónicas anilladas superpuestas, que da sustento estructural y espacial a su cortile perimetral. En la planta noble se ubican los salones principales, cubiertos por magníficos artesonados de madera, netamente renacentistas y desligados ya de la tradición mudéjar. Por encima se desarrolla un bajocubierta abierto a la calle mediante una galería de arquillos de medio punto, a la manera de los tradicionales palacios aragoneses de la época, coronada por un imponente alero de madera. En ambos laterales de la fachada principal se elevan dos torreones cubiertos a cuatro aguas que refuerzan, si cabe aún más, la magnificencia de la edificación.

Tras la dinastía de los Morata, y muy diversas vicisitudes, el inmueble acabaría siendo propiedad de don Guillén Manuel de Rocafull, conde de Peralada. Era manifiesta su afinidad por el futuro monarca Felipe V en la Guerra de Sucesión, al cual donó el palacio en su testamento de 1725, para que sirviera como residencia en la ciudad del rey o sus representantes. Por esta razón la casa se convirtió en Palacio Real y residencia oficial de los capitanes generales, que eran a su vez los regentes de la Real Audiencia de Aragón.

En aquella época, esta última institución se ubicaba en el desaparecido edificio del Palacio de la Diputación del Reino, que sería destruido en 1809 durante la Guerra de la Independencia (Álvarez y Casabona, 1989) (Bitrián, 2013). En este difícil periodo de la historia de la ciudad, nuestro palacio del Coso tuvo un papel singular, y como residencia del capitán general, sirvió de escenario para que el general Palafox fuera proclamado caudillo de las tropas zaragozanas. Tras la capitulación de la ciudad, el palacio fue ocupado por el general de los ejércitos franceses. Tras la marcha de la tropa invasora en 1814, se instaló en sus dependencias la Audiencia del Territorio, con el fomento del entonces regente D. Pedro María Ric, cometido que fue ratificado en1825 por el rey Fernando VII. Si bien la Capitanía General se trasladaría posteriormente, desde entonces y hasta hoy se ha mantenido el destino judicial del edificio.

Por su valor histórico y artístico, el edificio fue declarado Monumento Nacional el 3 de junio de 1931. Entre su patrimonio además se encontraba un importante archivo documental, que fue transferido en 1980 al Ministerio de Cultura, y custodiado en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza.

El traslado en el año 2013 de tres secciones de la Audiencia Provincial, anteriormente ubicadas en el palacio, a un nuevo edificio anexo en su trasera, ha reducido su ocupación, haciendo que en la actualidad se destine a sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón y de la Fiscalía Superior, los más altos órganos jurídicos de la comunidad autónoma aragonesa.




Ilustración 02. Mosaico imágenes referentes al Palacio de la Audiencia recogidas en el Plan Director.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web Logo Alto Servicios